La solidaridad de un Gigante, Víctor Lafuerza, por Ramon Valeta Queralt

Posted on Actualizado enn

“Las cosas hay que hacerlas cuando toca hacerlas”, Victor Lafuerza.

 

Tss SallentSallent de Gállego es un pequeño municipio situado en la provincia de Huesca, muy cercano a la estación de esquí de Formigal, en la actualidad cuenta con una población censada de unos 1.500 habitantes  y está atravesado por el GR 11.

Sallent es conocido por su belleza del entorno, por su enclave estratégico en el pirineo aragonés sobre todo vinculado a  los deportes de invierno, escalada, senderismo, pesca de rio… Pero también es una referencia a nivel mundial porque en Sallent nació  el famoso “Gigante de Sallent o Gigante Aragonés” Fermín Arrundi Urieta (1870-1913), que llegó a medir 2,29 metros. Estatura extraordinaria si la contextualizamos en el siglo XIX. Fermín Arrundi recorrió medio mundo exhibiendo su desmesurada corpulencia. Los historiadores dicen que no sólo era cuerpo, sino que era un ser inquieto, sensible y muy preocupado por conservar y dar a conocer sus raíces culturales.

Si Fermín Arrundi fue el gigante del siglo XIX en la actualidad vive otro “gigante” en Sallent que no destaca por sus medidas antropométricas, sino que es un hombre normal, que roza los 65 años y que es monitor de esquí y de montaña. Él es Víctor Lafuerza. Víctor representa la solidaridad y el altruismo en su estado más puro. Cuando me lo presentó un amigo común hace un par de meses, le hablé de la Transpirenaica Social y Solidaria (TSS). De forma inmediata y sin preguntarme muchas cosas se ofreció a ayudarnos y a dejarnos un sitio para dormir cuando los componentes de la TSS pasaran por Sallent.

 

El pasado 10 de junio los/as compañeros/as de la TSS hacían la etapa de Candanchú a Sallent de 22 km con 920 metros de desnivel positivo y otros tantos de negativos, a la llegada a la estación de esquí de Formigal estaba lloviendo a cántaros, Víctor no dudó en coger su coche, ir al último parking de la estación y subir por el GR 11 hasta encontrarlos, los acompañó hasta donde había dejado el coche, los llevó a Sallent, les dejó su casa para que pudieran secarse, lavar la ropa, dormir en una cama y les hizo una cena calentita. Hechos aparentemente sencillos, pero de un gran valor para unos caminantes que estaban cansados, mojados y con frio.

Tss Sallent Tss Sallent

Al día siguiente Víctor nos acompañó una gran parte del camino de subida al refugio de Respomuso. Los ánimos cambiado, el haber encontrado el día anterior un recibimiento “familiar”, de cariño, de calor humano, había supuesto una inyección de moral y de fuerza para seguir adelante.

Desde esta página quiero dar las gracias a nuestro “gigante” del siglo XXI, Víctor. Nos demostró que la solidaridad es dar la mano, entender el sufrimiento de los otros, no pedir nada a cambio. Le di las gracias personalmente pero me contestó “las cosas hay que hacerlas cuando toca hacerlas” que gran frase. De nuevo muchas gracias Víctor de parte de Ignaci, Mohit, Sahit, Polina, Maite y Miryam, Belén y Gabriel y de la TSS. Porque personas como Víctor hacen que este mundo sea diferente.

Tss Sallent

Ramon Valeta Queralt, coordinador Institucional de la Transpirenaica Social y Solidaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s